jueves, 29 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 26

Sin embargo, la batalla no había terminado. Algunos borkës habían visto como el rey y líder del ejército alak había caído a manos de sus comandantes y esto les había dado nuevos ánimos, suficientes para volver al campo de batalla recargados con una nueva idea de que la bahía se podía conquistar. Otros habían sido más perspicaces y habían notado que, a pesar de haber logrado matar al rey de Polis, su comandante había emprendido la huida hacia las naves y él mismo le había quitado toda importancia a su gran logro al ver la furia que cargaban los ojos del alak de las mil vidas. No habían filas ni estratégias en ninguno de los ejércitos. La lluvia de flechas de los alakës no menguaba y era lo único que mantenía firme la defensa del canal. Los arqueros eran infalibles en aquel momento crítico, y aun con los ánimos revividos, ningún borke lograba acercarse al su objetivo antes de ser abatido. El ejército borke estaba desconcertado y dividido.

Historias de Terran por S. Arias

 

lunes, 26 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 25

Rotran quedó paralizado jadeando al lado del cuerpo de su rey, exhausto por la fuerza que había impregnado en su ofensiva, Frouken continuó corriendo en persecución del asesino del gobernante de Polis, y Durta, que se sentía dentro de la peor pesadilla de su vida, se arrodilló frente a su padre con sus ojos empapados en lágrimas. Con sus manos tomo el rostro de Durtadon y lo llamó a gritos mientras juntaba su frente a la de él esperando alguna reacción. Pero él asimilaba lentamente aquella realidad con impotencia. La mirada del rey ya no tenía el brillo de la vida y su último gesto se había congelado en el instante que la fuerza de su cuerpo se había extinguido. Durta no había podido hacer absolutamente nada para salvar la vida de su amado padre y esto lo comenzaba a destruir por dentro. Los sollozos del príncipe se escucharon a lo ancho del campo de batalla como signo del dolor que quedaría inmortalizado ese día en la historia de Terran.

Historias de Terran por S. Arias

 

jueves, 22 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 24

El lajur que había atravesado al rey miró a su compañero. Aunque quería tener una expresión de satisfacción en el rostro, lo que reflejaba era confusión al no entender cómo el último acto en vida de su víctima se había llevado a su compañero. Pero al alzar su mirada y ver que se aproximaban los tres guerreros, extrajo su arma del pecho del inerte alak y comenzó a correr hacía una de las naves al tiempo que alzaba un fuerte rugido. Su compañero no tuvo la misma oportunidad. En medio de su agonía frente al cuerpo del rey no entendió por qué su compañero huía y no tuvo oportunidad de hacerlo porque antes de poder hacer algo dos dagas traspasaron su cráneo y los filos salieron atravesando su rostro al mismo tiempo que la inercia de la velocidad con la que venía el ataque lo empujó hacia un lado. Rotran había cargado con tanta rabia aquel ataque, que al completar el semicírculo horizontal con sus manos el lajur dejó el suelo engarzado por la cabeza a las duil dromon y al detenerse las manos del adelako, el cuerpo del borke salió expulsado de sus dagas unos cinco metros lejos del cuerpo de Durtadon dejando por unos instantes un rastro de sangre en el aire.

Historias de Terran por S. Arias

 

martes, 20 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 23

Sin poder evitarlo, el rey se vio obligado a defenderse de un ataque en salto frontal que ejecutó uno de los lajur, permitiendo que el otro gran borke tuviera una abertura y atravesará su espalda de un lado al otro, penetrando directamente a través del corazón. Con sus ojos perdidos en el horizonte y su boca llena de sangre cayó arrodillado frente a sus enemigos. Una sonrisa se dibujó en su rostro mientras el enemigo que tenía al frente lo miraba desconcertado al mismo tiempo que notaba que sus abdomen sangraba, producto de un último corte del alak. Fue bajo el fulgor de un ocaso naranja que la llama de la vida de aquel rey se extinguió para nunca más encenderse. Ese mitológico alak que gobernó con tenacidad sobre las ramas del árbol titánico durante siglos y preservó la paz de Erutar perdía su vida inevitablemente.

Historias de Terran por S. Arias

 

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 22

Sin ponerse de acuerdo, los tres guerreros fueron a la ayuda de su rey, que se había apartado concentrado en su batalla. Rotran corrió más que todos mientras su camino hacia la batalla principal se expandía y se quedaba sin resistencia alguna, pues todos los boskës que habían en la zona habían muerto, o habían huido. Frouken seguía de cerca a Rotran pero el dolor en su brazo y la cantidad de sangre perdida parecía afectar su capacidad física. Durta sin duda era el más agotado de los tres pero su paso no menguaba. Su mirada se concentraba en su padre perdiendo la percepción de todo lo que lo rodeaba y la desesperación al ver la difícil situación en la que éste se encontraba lo motivaba a olvidar toda la fatiga que cargaba.

Historias de Terran por S. Arias

 

lunes, 12 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 21

Aquel poderoso guerrero que había dirigido Polis durante tantos años soportaba el ataque simultáneo de dos lajur, pero un error por escasos centímetros le hizo fallar el bloqueo de un ataque enemigo. Más que un error, sin duda fue mérito de las habilidades de estos dos borkës en batalla, que habían descubierto el patrón de defensa que el rey aplicaba y entre los dos lograron abrir una brecha pequeña, pero lo suficientemente efectiva para aplicar un contragolpe que lo debilitara, dando como resultado la pérdida de movilidad de la mano derecha del rey.

Durtadon trató de alejarse del rango de ataque de sus enemigos pero estos no le dieron tregua un solo instante y de alguna manera logró ubicarlos a ambos frente a él para repeler su ofensiva. Sin embargo, el rey sabía que su vida pendía de un hilo.

Historias de Terran por S. Arias

 

viernes, 9 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 20

Mientras Rotran corría hacia donde estaba Durta con el objetivo de ayudarlo y Frouken retiraba la espada del pecho de su enemigo, vieron como el príncipe gritaba al mismo tiempo que esquivaba un ataque frontal, y a su vez generaba un corte desde el suelo en semicírculo en forma vertical. Aquel ataque contenía tanta fuerza que tajó al gran lajur por el medio de la entrepierna hasta la cabeza, matándolo de forma instantánea e indolora. Aquella victoria permitió a los tres guerreros concentrar su atención en la batalla del rey Durtadon. Sin detenerse corrieron tan rápido como pudieron para auxiliar a su comandante.

Historias de Terran por S. Arias

 

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 19

Durta por su parte tenía problemas al tratar de moverse al mismo tiempo que se defendía de la hoja pesada de su enemigo, la cual parecía un cuchillo de carnicero pero del tamaño de un hombre. El gran lajur había alejado al príncipe de su padre y a pesar de que el alak lo había lastimado en varias ocasiones, ninguna de esas heridas parecían disminuir la ofensiva de su enemigo. Fue así como Durta se vió acorralado y cansado. Cayó al suelo unas cuantas veces empujado por su enemigo, pero este no lograba igualar la velocidad del guerrero de Polis. Durta estaba fatigado, pues de los cinco lajur, este era sin duda el más poderoso. El mismo príncipe se planteó renunciar a esta batalla en un momento y tratar de encontrar apoyo en sus compañeros, pero un acontecimiento inesperado provocó un cambio de actitud en él que le llevó a demostrar su verdadero poder. Durta vio a lo lejos cómo su padre recibía una estocada que le destrozaba la mano derecha. En este momento su cuerpo se llenó de miedo, adrenalina y rabia, lo que desembocó en un grito de desesperación que cambió completamente el ambiente del campo de batalla.

Historias de Terran por S. Arias

 

domingo, 4 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 18

Al mismo tiempo que Frouken se batía con su enemigo, Rotran se vio obligado a despertar su verdadero potencial y su capacidad máxima como guerrero. Esta habilidad le tomó muchos años poder controlarla a la perfección, pero gracias a esto junto a sus excepcionales habilidades en batalla, él se ganó un puesto en la guardia del rey. Comenzaba a mejorar su velocidad y su destreza mientras sus piernas se modificaban, su cuerpo se comenzaba a cubrir un poco de vello y sus pupilas se modificaban a voluntad permitiéndole percibir su entorno más detallado. Convertir su cuerpo parcialmente en un felino mientras continuaba estando en movimiento era lo que diferenciaba a Rotran de los demás adelakos.  En el duelo contra aquél lajur, ésta ventaja le permitió perderse de la vista de su enemigo por unos instantes para generarle pequeños cortes con sus dagas gemelas, paralizándolo lentamente con la sustancia que estas emanaban y generando en él una desconcentración que al final le costó la cabeza.

Historias de Terran por S. Arias

 

viernes, 2 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 17

Frouken participó en un enfrentamiento de fuerza. El guerrero de Polis, sabía que debía pensar en algo pronto y decidió soltar un poco las ataduras de la armadura en uno de sus brazos. Aunque sudaban y comenzaban a sentir callos en las manos, ambos participantes permanecían ilesos hasta que el alak atacó a su enemigo frontalmente provocando un choque de espadas. Lo que diferenciaba este ataque de los demás era que Frouken había sostenido con una sola mano el mango de la espada y estaba usando la pieza del antebrazo de su armadura para empujar con la mano libre desde el filo. El lajur respondió con su espada. Con los filos juntos chasqueando, se batieron las fuerzas de ambos. El lajur empujaba en el centro de la espada del alak mientras este equilibraba con la fuerza de sus dos manos la defensa. Sorpresivamente Frouken giró ambas espadas y provocó que la espada del borke se deslizara por el filo de hoja de luz hacia arriba hasta que chocó con la pieza de la armadura del antebrazo y la destrozó. Esto le permitió empujar con toda su fuerza al lajur hacía atrás, lo cual hizo a su enemigo perder el equilibrio y lo obligó a abrir involuntariamente los brazos. La pieza de su armadura destruida quedó cubierta por la sangre del propio alak al mismo tiempo que hoja de luz traspasaba el pecho de aquel confundido lajur y lo clavaba contra el suelo.

Historias de Terran por S. Arias