miércoles, 7 de septiembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 19

Durta por su parte tenía problemas al tratar de moverse al mismo tiempo que se defendía de la hoja pesada de su enemigo, la cual parecía un cuchillo de carnicero pero del tamaño de un hombre. El gran lajur había alejado al príncipe de su padre y a pesar de que el alak lo había lastimado en varias ocasiones, ninguna de esas heridas parecían disminuir la ofensiva de su enemigo. Fue así como Durta se vió acorralado y cansado. Cayó al suelo unas cuantas veces empujado por su enemigo, pero este no lograba igualar la velocidad del guerrero de Polis. Durta estaba fatigado, pues de los cinco lajur, este era sin duda el más poderoso. El mismo príncipe se planteó renunciar a esta batalla en un momento y tratar de encontrar apoyo en sus compañeros, pero un acontecimiento inesperado provocó un cambio de actitud en él que le llevó a demostrar su verdadero poder. Durta vio a lo lejos cómo su padre recibía una estocada que le destrozaba la mano derecha. En este momento su cuerpo se llenó de miedo, adrenalina y rabia, lo que desembocó en un grito de desesperación que cambió completamente el ambiente del campo de batalla.

Historias de Terran por S. Arias

 

2 comentarios: