lunes, 10 de octubre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 29

Aquella bestia era un agal, un ser de unos cuatro metros de altura creado con algún tipo de randa maligna. Con facciones similares a los borkës, pero con constitución similar a la de un gorila erguido de nuestro mundo, era una de las razas más poderosas nacida del mal de Terran. La fila de cuernos que adornaba su cuerpo desde su cabeza hasta su cola, su piel rocosa y la mirada luminosa que poseía intimidaba y atemorizaba a cualquier éldon con solo verlo. Pero fue su fuerza la que llenó de terror la mente de todos en el campo de batalla, incluyendo a sus aliados, cuando movió uno de sus brazos y lanzó por los aires a nueve borkës que sostenían una de sus cadenas. sus ojos oscuros que emanaban un humo gris, como si algo se estuviera quemando dentro de él. Luego golpeó con sus garras delanteras contra el suelo, resquebrajando el metal como si fuera vidrio. Alguien sensato no habría pensado en acercarse a aquella temible criatura, sin embargo, había alguien que parecía tener el coraje de aproximarse a él.

Agal

Historias de Terran por S. Arias

 

2 comentarios:

  1. uffff fufffff ufff quien quien quien ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo alguien lo suficientemente loco para no darse cuenta que tiene la muerte frente a su rostro.

      Eliminar