martes, 29 de noviembre de 2016

Polis: Prologo - Fragmento 45

El alak del millar de vidas hacía alarde de su nombre una vez más mientras corría hacía el interior del túnel mientras cargaba a su amigo sobre sus hombros, aunque sabía que aún no estaban a salvo. Incluso ahora mismo estaban en un peligro mayor. Frouken aun no podía creer lo que había sucedido. El agal había cargado con tanta fuerza contra los cadáveres que sin intención los comenzó a acumular un cúmulo de cadáveres entre él y sus objetivos que sirvieron de escudo para amortiguar su fuerza y al mismo tiempo para ayudarles a ingresar al angosto pasaje por el que trataban de huir. En ese momento Rotran tomó del brazo a su compañero y aprovechando el momento se impulsó con toda la fuerza adicional que le permitían los corvejones que aparecían en sus patas cuando adoptaban su forma felina. De esta forma entraron al pasaje propulsionados por Rotran, y detrás de ellos la montaña de cadáveres que les había permitido ese último salto se dividió en dos por la fuerza del agal. Ambos cayeron tropezando y dando vueltas en el suelo. Rotran recobró su forma física alak y aunque se levantó no pudo correr más, a lo que Frouken reaccionó rápidamente montandolo sobre su hombro izquierdo al mismo tiempo que reanudaba su huida. la bestia había superado la pila de cadáveres y había comenzado a adentrarse en el pasaje por el que cabía justo.

Historias de Terran por S. Arias

 

2 comentarios: