viernes, 16 de diciembre de 2016

Fragmento 51 - Polis: Capítulo 1 | 2

La muralla quedó intacta ante este ataque, pero ningún alak en Polikar había visto jamás una esfera de estas. Las catapultas y arqueros comenzaron a responder al ataque hacía las luces, aun sin estar seguros contra que se enfrentaban. Las luces se apagaban o se veían caer al vacío y se perdían en el abismo. Finalmente entre la bruma se lograron visualizar grandes naves negras similares a barcos fortificados que flotaban sobre las nubes armados con catapultas automáticas que cargaban incesantemente contra la muralla con esferas explosivas. Aquellas naves eran derribadas una tras otra por la defensa alak con la ayuda de grandes ballestas que permitían el uso de proyectiles enormes capaces de perforar la armadura de las naves, sin embargo, no dejaban de aparecer más embarcaciones, como si aquella flota fuera infinita. Así continuó el ataque y entre más pasaba el tiempo, más inútil parecía. Los alak ya habían enviado mensajeros reportando el ataque al gran árbol, y en los talleres de la fortaleza se fabricaban flechas y artillería para las catapultas y las ballestas, evitando que el equipo de defensa se quedara sin municiones para contrarrestar a la flota enemiga. Ninguno de los dos frentes parecía ceder ante su contendiente. Al final del segundo día la muralla recibió un ataque que provocó una pequeña fisura en la primera estructura frontal.

Historias de Terran por S. Arias

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario